Cambiamos vidas transformando sonrisas

Cambiamos vidas transformando sonrisas.

Diagnóstico por imagen

¿Radiografía 2D o Tomografía 3D en Odontología?

¿Qué son los Rayos X?

Los rayos X son una forma de energía, similar a las ondas de luz y de radio. A diferencia de las ondas de luz, los rayos X tienen suficiente energía como para pasar a través del cuerpo. A medida que la radiación se desplaza a través de su cuerpo, pasa a través de los huesos, los tejidos y los órganos de diferentes formas, permitiéndole crear imágenes de los órganos, huesos y dientes.

Los exámenes por rayos X proporcionan información sobre la salud o enfermedad y ayudan a hacer un diagnóstico al profesional de la salud y al dentista u odontólogo.

Las RX2D son la elección para evaluar estructuras craneofaciales y para el análisis de dientes y los maxilares. Se muestran imágenes de los dientes, de el hueso y de los tejidos blandos alrededor de ellos para ayudar a encontrar problemas en los dientes, la boca y la mandíbula.

Las radiografías pueden mostrar caries, estructuras ocultas (quistes o abscesos) y pérdida de hueso que no se pueden ver durante un examen visual.

En la Odontología existen varias técnicas radiográficas para realizar un buen estudio bucodental, la radiografía periapical es una de ellas, que se realiza dentro de la boca.
La radiografía periapical es una técnica radiográfica intraoral. Su objetivo es ver la punta de las raíces y la zona de alrededor de ellas. Por lo que se puede explorar a todo el diente y su alrededor.

Dentro de las radiografías extraorales, como su nombre lo indica se realizan fuera de la boca y abarcan aéreas de cabeza, cara y cuello o región Maxilofacial.

La radiografía panorámica proporciona un diagnóstico preciso en un amplio rango de casos. Indica la posición de los dientes, la estructura ósea y cóndilos. La radiografía panorámica se hizo popular en 1961 como herramienta en la clínica dental.

Las radiografías panorámicas muestran una visión amplia de la mandíbula, los dientes, los senos paranasales, la zona nasal y la articulación temporomandibular (mandíbula). Estas radiografías muestran problemas como dientes retenidos, anormalidades óseas, quistes, crecimientos sólidos (tumores), infecciones y fracturas.

La radiografía dental es una herramienta estándar para el diagnóstico y plan de tratamiento en Odontología, sin embargo al ser plana, la imagen sufre un grado variable de distorsión lineal. La deficiencia de esta técnica es la superposición y distorsión de estructuras del cráneo y dientes.

¿Qué es el escaneo por Tomografía Computarizada (TC)?

El término “tomografía computarizada”, o TC, se refiere a un procedimiento de imágenes por rayos X en el que se proyecta un haz de rayos X a un paciente y se gira alrededor del cuerpo, produciendo señales que son procesadas por la computadora para generar imágenes o “cortes” del cuerpo. Estos cortes se llaman imágenes tomográficas y contienen información más detallada que los rayos X convencionales. Una vez que la computadora recolecta varios cortes sucesivos, se pueden “apilar” digitalmente para formar una imagen tridimensional del paciente que permita más fácilmente la identificación y ubicación de las estructuraras básicas, así como de posibles anormalidades.

¿Cómo funciona la TC?

A diferencia de una radiografía convencional RX2D que utiliza un tubo fijo de rayos X, un escáner de TC3D utiliza una fuente motorizada de rayos X que gira alrededor de una estructura en forma de cono. Durante un escaneo por TC, el paciente permanece en posición fija, mientras que el tubo de rayos X gira alrededor del paciente, disparando haces de rayos X a través del cuerpo. En lugar de una película, los escáneres de TC utilizan sensores digitales.

La computadora puede desplegar las imágenes de los cortes en formas individuales o agrupadas, para generar una imagen 3D del paciente que muestre el esqueleto, los órganos y los tejidos, así como cualquier anormalidad que el médico esté tratando de identificar. Este método tiene muchas ventajas, incluyendo la capacidad de rotar la imagen 3D, haciendo más fácil encontrar el lugar exacto donde se localiza el problema.

La imagen 3D permite al clínico hacer una variedad de análisis para conocer las características de las estructuras óseas, entre estos la calidad y grosor del hueso. El volumen óseo se puede examinar esencialmente para prever la vascularidad para la maduración y preservación ósea. Se pueden detectar defectos óseos que resultan cruciales para decidir algún procedimiento de injerto. Al no encontrarse distorsión se puede planear mejor el tratamiento de implantes dentales de acuerdo al sitio receptor, el tamaño y diseño del implante.

En conclusión, las nuevas técnicas como la tomografía computarizada con haz de cono (CBCT), los programas de planificación 3D y la tecnología CAD/CAM, han revolucionado la práctica dental moderna porque proveen una visión clara de la anatomía de la región maxilofacial, diagnóstico clínico y creación de modelos 3D de los maxilares y la dentición.

Flujo Dental Digital 3D